La pirámide de la alimentación.

Comparto este recurso no solo con las madres y los padres de nuestros alumnos, sino también con los profesores, ya que como sabemos, los hábitos alimenticios de nuestros alumnos es algo que también podemos educar desde nuestras clases de EF.

Captura de pantalla 2016-12-19 a las 19.45.42.png

· 1er nivel: pan, cereales, arroz y pasta
Es la base, o parte más baja de la pirámide. En ella se encuentran los cereales, el pan, las patatas, la pasta, el arroz… Casi todos ellos contienen muy poca grasa. Este grupo de alimentos aporta la mayor parte de las calorías que un individuo sano consume al día. La cantidad que se consume debe ser proporcional al gasto energético de cada persona, lo que a su vez está condicionado por la edad, el sexo y la actividad física. Así, las personas más activas, que gastan más energía, pueden consumir una mayor cantidad de estos alimentos que las personas sedentarias de su misma edad y sexo. Deberían tomarse entre 6 y 11 porciones diarias. Una porción equivale la una rebanada de pan, media taza de arroz o pasta.
· 2º nivel: frutas y verduras
Este nivel está dividido en dos compartimentos; en uno se sitúan las verduras y en el otro las frutas. Es muy importante la aportación de fibra y vitaminas que tienen estos grupos, especialmente las antioxidantes. Se debe tratar de estimular su consumo a todas las edades.
Frutas: Proporcionan hidratos de carbono de absorción lenta. Son ricas en ácido fólico y vitaminas C, B, E… Diariamente se recomiendan de 2 a 4 porciones, siendo preferible consumir frutas antes que zumos. Una porción equivale la una fruta mediana, 15 ó 20 uvas…
Verduras: Proporcionan hidratos de carbono de absorción lenta y son ricas en vitaminas. Diariamente son recomendables de 3 a 5 porciones, siendo por lo menos una de ellas cruda. Una porción equivale la media taza de vegetales cocinados, una taza de vegetales crudos…
· 3er nivel: lácteos y carne/pescado
Está subdividido en dos partes: el grupo de los lácteos y el que agrupa a las carnes, pescados mariscos, pollos, huevos y leguminosas secas.
Lácteos (leche, yogur, queso): Son particularmente importantes por su aportación de calcio (para prevenir la osteoporosis) y proteínas de alto valor biológico. Todas las personas deben tratar de consumir leche diariamente. Se recomienda a las personas con sobrepeso u obesidad preferir las leches semidesnatadas o desnatadas, que mantienen su aportación de nutrientes esenciales con un menor contenido de grasas caloríficas. Se recomiendan 2 ó 3 porciones diarias. Una porción equivale a 1 vaso de leche, 1 yogur…
Carnes, pescados, marisco, huevos, leguminosas: Se recomienda el consumo de pescado, por su excelente aportación de proteínas, hierro, vitamina B12, iodo, zinc y, en especial, porque aporta grasas necesarias para la salud que contienen un efecto preventivo de los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares. Después del pescado, se recomiendan las carnes blancas (pollo, pavo) antes que las rojas, por su menor contenido de grasas. El grupo de las carnes se caracteriza por su aportación de proteínas de alto valor biológico y minerales. Es aconsejable tomar 2 ó 3 porciones diarias. Una porción equivale a 60-90 gramos de carne o pescado, 1 huevo, ½ taza de legumbres cocinadas…
· 4º nivel: grasas, aceites y dulces
Forman la cúspide de la pirámide. Se agrupan aquí los aceites, mantequilla, margarina y aquellos alimentos que contienen una importante cantidad de grasas, como las aceitunas, nueces… También el azúcar, la miel y los alimentos que los contienen en abundancia. En este grupo, se recomienda preferir las grasas de origen vegetal (aceites de oliva, soja,…) a las de origen animal (mantequillas, natas, tocino…), ya que estas últimas tienen un alto contenido de ácidos grasos saturados y colesterol. Su consumo debe ser moderado, de acuerdo a las necesidades energéticas del individuo.

Anuncios

La familia en la Educación Física. La gran desconocida.

En este proyecto (Paredes Giménez, J. 2016) se observa, en líneas generales, un gran desconocimiento de los padres de las estrategias a utilizar con sus propios hijos en las diferentes situaciones de juego y de deporte que se dan cada día en los parques, polideportivos…. De esta manera, se pretende mostrar de que manera pueden jugar con ellos, diferentes tipos de actividades deportivas, como fomentar la socialización a través de la actividad física, las actividades extraescolares, etc. Por todo esto, surge la idea de acercar a todas las familias del centro escolar el área de educación física con la intención de que la conozcan, la respeten y se impliquen.

Click aquí para descarga directa

captura-de-pantalla-2016-12-19-a-las-18-09-18

Diamantes negros, una película para ver con nuestros hijos.

Amadou y Moussa son solo dos casos de veinte mil al año en el que jóvenes son traídos desde África a otros sitios del mundo para triunfar en el fútbol, el problema es que si fracasan, acabaran quedándose solos y sin nada, vagando por las calles.

La película es una firme denuncia a ésta situación y da mucho que pensar. Pero no solo se denuncia el tratamiento hacia éstos niños, a los que son capaces de cambiar el pasaporte para hacerlos pasar por mayores de dieciocho años, sino que nos encontramos con la picardía y la astucia de esos agentes, que obligan a firmar sin leer a los pobres chavales y donde en caso de conseguir un buen contrato, el agente en cuestión se llevaría el 60% de su sueldo.

diamantes_negros-196123385-large

Alvaro Bilbao, neuropsicólogo y psicoterapeuta, aboga por retrasar el uso de las nuevas tecnologías en los niños porque primero hay que enseñar al cerebro «a pensar, a estar atento, a imaginar».

“Es importante que los niños pasen los seis primeros años de su vida sin tecnología porque es una edad muy importante en el desarrollo de la imaginación, que si no se desarrolla en esos años, luego cuesta mucho”

Click aquí para leer la noticia completa

249826